Logo-TennisLife

Mes y medio más tarde de lo habitual por culpa de un coronavirus cuya amenaza, desgraciadamente, no parece tener fin y va a seguir bien presente durante toda la temporada, la Champions 2020-21 conocerá esta tarde la composición de los ocho grupos de una primera fase que se iniciará en tres semanas. El martes 22 y el miércoles 23 de octubre está fijada la primera jornada, y solo ocho semanas después, el 8 y 9 de diciembre, se disputará la sexta y última jornada.

La composición de los cuatro bombos quedó hoy totalmente cerrada una vez que se disputaron los últimos tres partidos de la fase previa de la competición. Bombos que, seguramente, dejarán grupos de máxima dificultad para algunos de los aspirantes a la orejona y para los equipos españoles. El Real Madrid y al Sevilla, que estarán en el de cabezas de serie por ser campeón de la Liga y de la Europa League, respectivamente, pueden quedar encuadrados en un grupo con City e Inter, por ejemplo. Y aún peor puede ser para Barcelona y Atlético, cuyas bolas estarán en el bombo número dos. Bayern, Liverpol, PSG y Juventus son sus principales amenazas.

Esta primera fase se jugará sin aficionados en las gradas. La UEFA es consciente que la pandemia está castigando a Europa con una segunda ola que está volviendo a provocar confinamientos y restricciones en la gran mayoría de los países, y eso invita al organismo a continuar con su postura de prudencia y cautela. La Supercopa de Europa fue una prueba piloto que salió a la perfección, pero eso no quiere decir que se pueda ya poner en práctica en la Champions. Cada nación tiene unas circunstancias sanitarias y epidemiológicas distintas, y la UEFA no tiene intención alguna de quebrantar la soberanía de los países europeos, sino todo lo contrario, colaborar para que el virus no se siga extendiendo como lo hace ahora mismo.

Además, desde el punto de vista deportivo se pretende que no vuelva a suceder lo de la pasada temporada, cuando la pandemia estalló en mitad de las eliminatorias de octavos, lo que provocó que algunas de ellas se jugaran con público en la ida y las gradas vacías en la vuelta. Nada tuvo que ver la UEFA con este escenario, pero ahora que está en su mano gestionar este asunto, se decanta por una condiciones equitativas para los 32 equipos participantes. Por eso, aunque hay países como Alemania, Francia e Italia que permiten ya un número concreto de aficionados en las gradas, otros como España e Inglaterra no lo hacen. De este modo, la primera fase será sin público, como ya sucedió en la final a ocho de Lisboa que sirvió de desenlace de la pasada Champions.

Allí, el Bayern pasó por encima del resto y parte como claro favorito para la edición de esta temporada. Está varios niveles por encima de los demás candidatos, lo que no quiere decir que vaya a pasearse, pero los aspirantes para destronar al equipo alemán tienen que elevar bastante su juego para poder competir de tú a tú a este Bayern de jóvenes talentos y un superclase como Lewandowski.

El equipo blanco, el Barcelona y el Atlético ya no tiene el potencial de antes, debilitados con la marcha algunas de sus grandes estrellas y con plantillas en pleno proceso de regeneración, pero el gen competitivo sigue estando intacto. Algo parecido le ocurre a la Juventus, pero en el caso de los italianos está el factor Cristiano y eso en la Champions siempre impone.

Serán Liverpool, City y PSG los rivales más peligrosos para el Bayern. La eliminación de la pasada Champions de los de Klopp ante el Atlético fue consecuencia más propia del azar que del fútbol. Siguen siendo un equipo a temer. También los de Guardiola, pero son tantos años pegándosela en Champions a la hora de la verdad que está justificado dudar de la fiabilidad del City. El actual subcampeón, el PSG, completa el trío de contrincantes más duros para el Bayern, pero está por ver si su condición de finalista fue fruto de la endeblez de sus rivales y del formato a partido único o si, realmente, ya ha dado el paso adelante definitivo para pelear año tras año por la Champions.

Messi vs Cristiano en el mismo grupo de la Champions

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo se verán frente a frente por primera vez en la fase de grupos de la Liga de Campeones.

En el sorteo realizado el jueves, el Barcelona de Messi quedó en el segundo bombo y la suerte le deparó toparse con la Juventus de Cristiano. El campeón de Italia fue uno de los ochos máximos preclasificados.

Cristiano, de 35 años, y Messi, de 33 años, mantuvieron una larga rivalidad en la Liga de España cuando el astro portugués militó con el Real Madrid. Pero nunca se habían tenido que enfrentar tan temprano en el máximo torneo de clubes de Europa.

Se toparon en la final de 2009, en la que Messi anotó uno de los goles con los que el Barcelona doblegó 2-0 al Manchester United, el entonces equipo de Cristiano.

En la anterior edición de la Champions, el Barcelona fue sufrió una bochornosa goleada 8-2 ante el Bayern Múnich en los cuartos de final. Los azulgranas también completaron su primera temporada sin títulos desde 2007-08, siendo destronados por el Real Madrid en el torneo doméstico.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2020

Diseño y Desarrollo por Sinfoni