Logo-TennisLife

Lo monstruoso se convierte en lo bello a través de los ojos de Guillermo del Toro.


Haremos mención de algunas de sus inolvidables creaciones.

El Fauno de "El Laberinto del Fauno"

La obra maestra de 2006 de Del Toro tiene una colección desbordante de criaturas, pero el Fauno es tan extraño como hermoso. Con la piel gris, los cuernos de una cabra y el cuerpo hecho de musgo, enredaderas y árboles, el Fauno (interpretado por el actor Doug Jones) es una criatura de diseño amenazante e hipnotizante.


El Hombre pálido de "El Laberinto del Fauno"

La criatura más emblemática de la película es, sin lugar a dudas, el hombre pálido y escurrido, una vez más interpretado por Doug Jones. Puede decirse que la criatura no hace mucho, simplemente persigue lentamente a Ofelia, pero su extraño físico y la inolvidable colocación de sus globos oculares en el centro de sus palmas, crea un monstruo directamente salido de alguna pesadilla.


El niño que suspira de "El espinazo del diablo"

Mucho más trágico que terrorífico, el fantasma infantil de Del Toro es una representación inquietante de los devastadores efectos de la guerra y una inquietante imagen de inocencia perdida.


Las hadas de los dientes de "No tengas miedo de la oscuridad"

Del Toro no dirigió "No tengas miedo de la oscuridad", pero sí escribió el guión y es responsable de las "hadas de los dientes" malévolas y aterradoras.

Leatherback de "Titanes del Pacífico"

La película de 2013 está llena de bestias épicas conocidas como 'kaiju', pero hay una que se distingue de la multitud: Leatherback. El monstruo no es el primer kaiju de la gigantesca pelea de jaegers robóticos, ni es el último, pero en Leatherback, del Toro se las arregla para rendir el mayor homenaje al original kaiju, los monstruos de las películas japonesas clásicas. Partes iguales de Godzilla y Gamera, con un poco de King Kong, del Toro también maneja un diseño más demoníaco y científicamente plausible, por lo que Leatherback es más inspirador e intimidante que los títeres de Godzilla que le precedieron.


El Mounstruo Cucaracha de "Mimic"

Aunque no fue de las mejores películas de Del Toro, el hombre cucaracha de "Mimic" es, sin embargo, una memorable y horrorosa creación de terror. "Mimic", la segunda película de Del Toro, es una película donde el mounstruo solo aparece por breves instantes. Como cualquier buen monstruo, es más aterrador cuando es invisible que cuando se ve. Es un insecto depredador inteligente que comienza a imitar a sus depredadores humanos. Su diseño es una mezcla grotesca de humanos e insectos.


El ángel de la Muerte de "Hellboy 2"

El Ángel de la Muerte es una reminiscencia de las creaciones anteriores de Del Toro en "El Laberinto del fauno", Fauno y el Hombre pálido, sobre todo porque los tres son interpretados por Doug Jones. El Ángel de la Muerte es esquelético y gótico con dos juegos de alas negras saliendo de una túnica hecha jirones, transmitiendo una presencia imponente que le da peso a su elección moral, mientras que al mismo tiempo su voz entrecortada y sus movimientos tenues sugieren una fragilidad antigua. Al igual que el Hombre pálido, carece de ojos donde deberían estar, y la mitad superior de su rostro es reemplazada por un plato óseo, mientras que docenas de ojos de reptil adornan sus alas. Aunque él no está en la pantalla por mucho tiempo, el Ángel de la Muerte deja una impresión duradera.


Criatura acuática de "La forma del agua"

"No quiero que hagas una mounstruo; estás diseñando al protagonista", dijo Guillermo del Toro a su equipo de efectos especiales. Tenía que ser tanto inhumano como salvaje, pero también sexy. Curiosa combinación.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni