Logo-TennisLife

El compositor, cantante y poeta estadounidense Bob Dylan ha sido galardonado este jueves 13 de octubre con el Premio Nobel de Literatura 2016. Su nombre ha sido anunciado por Sara Danius, la secretaria permanente de la Academia Sueca.

Aunque este fallo sorprenda, más cuando la figura de Dylan está más relacionada con la música popular que con la literatura, se le ha galardonado "por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción".

Se puede entender este premio como una recompensa a su reinvención de la canción popular, más accesible que la literatura. Este galardón al cantautor más reconocible del siglo XX premia su labor, ya que convirtió las letras de las canciones en poesías llenas de simbolismo.

alt

El cantautor, nacido en Duluth, Minnesota, en 1941, estaba presente en las quinielas, por lo que su victoria no es tan sorprendente como podría parecer a priori. Además, varios de sus escritos han sido recogidos en amplios volúmenes en los que están todas sus letras. E incluso tiene dos obras que se concibieron como tal: 'Tarántula', una novela, y 'Crónicas. Volumen 1', su autobiografía.

Y es que su talento ha sido premiado en multitud de ocasiones, ya que Dylan tiene en sus vitrinas un Pulitzer, es ganador del Príncipe de Asturias, un Oscar a la mejor canción y un buen puñado de Grammys. Pero reinventar la música folk y rock -y parece que la literatura- no estuvo exento de polémicas. Tras su llegada a Nueva York en 1961, los puristas del género no entendían como ese joven quería mezclar todo lo que pasaba por su cabeza. Ahora, con 75 años y 37 discos a sus espaldas, parece que Dylan tenía razón.

Nacido como Robert Allen Zimmerman, cambió su nombre influido por el poeta británico Dylan Thomas. Pero esta no es su única inspiración. Éstas abarcan desde la Generación beat, encabezada por Jack Kerouac, el prematuro poeta francés Arthur Rimbaud, o Walt Whitman, el poeta maldito estadounidense, y su panteísmo. Influencias claras que muestran un amor por la libertad que se gestó en una juventud vivida en el bohemio Greenwich Village de Nueva York.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni